Adoración

“Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.

Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda.”

Apocalipsis 4:2-3 (RVR-1960)

En Apocalipsis capítulo 4 podemos ver como se describe un momento de Adoración en los cielos, Dios está sentado en el trono, y los seres que adoran a Dios de día y de noche por toda la eternidad lo adoran porque Él es santo, santo, santo; todopoderoso y eterno (El que es, que era y que ha de venir), verso 8, así que la Adoración tiene que ver con los atributos de Dios y con cómo es Dios.

Podemos listar algunas adoraciones a Dios en la Biblia, de las muchas que hay, las siguientes:

  • Moisés. Cuando los israelitas salieron de Egipto
  • David. Cuando murió su hijo con Betsabé
  • Job. En medio de todas sus pruebas
  • Ana. Gratitud porque Dios le concedió a su hijo Samuel
  • El ciego sanado por Jesús. Cuando lo reconoció como Dios y le adora

Así que, podemos concluir lo siguiente:

“Los hombres de Dios, adoran a Dios.

(Dennis Chavarría)

¿Qué Produce la Adoración?

Sumisión del Yo. Sí, es un resultado directo de la adoración ya que cuando adoramos aumentamos nuestra humildad porque reconocemos donde está Dios y donde estamos nosotros, la adoración es una manera de demostrarnos a nosotros mismos que no lo sabemos todo. Puedes preguntarte sinceramente, ¿Cuándo fue la última vez que adore genuinamente a Dios?

“Venid, adoremos y postrémonos;
Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.”

Salmos 95:6 (RVR-1960)

También adorar nos da una mejor conexión (o al menos, diferente) con Dios, nos hace crecer en temor y reverencia hacia Él. Y es que Dios quiere enseñarnos a dirigir las emociones de nuestras almas, Él desea que le llevemos toda nuestra carga emocional a la grandeza de Él y nos “perdamos en adoración”.

“¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.”

Salmos 42:5 (RVR-1960)

¿Cómo Crecer en Adoración?

En una ocasión, Jesús se encontró con una mujer samaritana en un pozo, a manera de introducción de esto, debes saber amigo lector que los judíos y los samaritanos no se llevaban nada bien, y resulta que la mujer le lanzo una gran pregunta acerca de la adoración a Jesús, la historia está en Juan 4:1-42, leamos el verso 20:

“Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.”

Juan 4:20 (RVR-1960)

Sabes, eso no es muy diferente de la situación que podemos estar viviendo. ¿Cuál es el “lugar correcto” de adoración? También podríamos preguntarnos: ¿Cuál es la “música correcta”  para adorar? Algunos dicen que sólo es la música que lleva piano, otros piensan que eso es muy aburrido, que se debe incluir guitarra.

Pero el Maestro nos da la respuesta correcta acerca de este tema:

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

Juan 4:23-24 (RVR-1960)

La verdadera adoración es interior, es en tu corazón.

No se trata de lo externo y debemos de aprender a dejar de juzgarnos a nosotros mismos por ese tipo de cosas. Hay personas que critican cuando alguien levanta las manos y el que levanta las manos piensa que él que no lo hace no es espiritual. Basta con eso. Cuando adoremos debemos hacerlo con un corazón cerca de Dios y con mucha reverencia.

“Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;”

Isaías 29:13 (RVR-1960)

¡Algunas Ideas!

  • La oración en sí misma, ¡podemos iniciar la oración adorando! (Lucas 1:43-55)
  • Usar la música, recordando quién es Él. (Salmos 147:1)
  • Unirme al canto de la iglesia, cantar con la música que haya en la iglesia antes de los estudios bíblicos, Dios oye el corazón, no tu calidad de voz… (Marcos 14:26)
  • Practicando la Cena del Señor. (1 Corintios 11:27-34)
  • Recordar como se ha manifestado Dios en nuestras vidas. Como un Dios Todopoderoso, Protector, Consolador, Proveedor, Sanador, etc.,

“Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.”

Apocalipsis 4:11 (RVR-1960)

¡Que Dios te bendiga querido(a) amigo(a)!

Marcos Zúniga

Sí te gusto este artículo es posible que te gusten otros de la serie Disciplinas Espirituales”.

 

 

** Este artículo está basado en la conferencia sobre la “Adoración” brindada por el Pastor Dennis Chavarría en el Campamento de Líderes 2011 “Disciplinas Espirituales” del Movimiento Gran Comisión Latinoamérica **

Hábitos Espirituales (6): Adoración

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Promotor de Arte Dramático | Investigador Jr. | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Blogger


Post navigation


Deja un comentario