“En la casa del perezoso pasan muchas desgracias:
primero se cae el techo, y después toda la casa.”

Eclesiastés 10:18 (TLA)

Es probable que tú hayas visto la famosa serie de televisión llamada Pokemon (tal vez no, pero igual te pediría me siguieras  por un momento), me gustaría comentar brevemente sobre un tipo de Pokemon muy especial llamado Snorlax (el de la foto inserta en el artículo).

Snorlax es uno de los pokemon más poderosos que hay, es extremadamente fuerte físicamente y además tiene otros ataques especiales realmente muy potentes. Tiene una particular resistencia hacia los ataques de los demás, así que también su defensa es muy buena. Pero tiene un problema para explotar todas sus virtudes y es que Snorlax pasa durmiendo casi todo el tiempo, así que muchas veces simplemente no hace nada.

A veces nosotros somos como Snorlax ¿Sabes porqué? porque Dios nos ha dado muchísimas virtudes, habilidades, talentos y dones; para que los cultivemos y los pongamos en servicio de las demás personas que nos rodean, pero nosotros simplemente preferimos dormir y no hacemos absolutamente nada con ellos. Eso no está bien.

En la Biblia encontramos muchas referencias que mencionan directamente la palabra “perezoso”, tanto en el Nuevo como en el Antiguo Testamento, así que podemos ver a Dios tocando ese tema y lo hace como una advertencia muy clara hacia este tipo de comportamiento, definitivamente Dios no concede honra al perezoso.

Examinemos algunos de los “Atributos del Perezoso” que encontramos en el libro de Proverbios:

  • Siempre Pone Excusas (Proverbios 22:13): El perezoso siempre pondrá cualquier excusa para no hacer su trabajo (o por la que no lo hizo), incluso pueden ser excusas que no tengan sentido, pero él intentará siempre justificarse por sus actos, o mejor dicho, por no hacer nada.
  • Es Sumamente Orgulloso (Proverbios 26:16): En su mente, el perezoso sabe muchísimo más que incluso personas muy capaces, quizás por ésta razón él cree que no tiene que trabajar como los demás.
  • No Puede Guiar un Hogar (Proverbios 24:30-34): Los hogares de los perezosos están siempre expuestos a atravesar por diversas necesidades económicas, pero no solo de este tipo, incluso las actividades más comunes del hogar cuando son delegadas a un perezoso es muy probable que nunca se ejecuten, así que hace sufrir a los demás miembros de la familia.
  • Tiene un Futuro Difícil (Proverbios 19:15): La negligencia del perezoso perfectamente le puede hacer pasar hambre y otras dificultades. Dios no está jugando, como la suma de Su palabra es verdad, también está hablando en serio cuando advierte sobre algo.

¿Qué Hacer Para Dejar de Ser un Perezoso?

Ahora bien, como hemos visto que la pereza no es un atributo deseable, debemos luchar por no caer en esta clase de comportamiento. ¿Qué hacer? Algunos consejos a continuación:

  1. Reconoce Que Estás Mal. Bueno, diré esto con mucho respeto, quizás hayas escuchado que el primer paso para que un alcohólico deje de tomar está en reconocer que tiene el vicio, y eso es así con toda clase de comportamientos negativos, incluyendo la pereza. Reconocer que estás mal es un acto de humillación ante Dios, y algo como eso ciertamente agrada a nuestro Padre y no pasará desapercibido ante Él.
  2. Toma Consejo. Es absolutamente necesario que aprendas a escuchar a las personas que te rodean, puede ser un paso difícil, pero como me dijo un amigo escritor y director de teatro una vez: “yo aprendí mucho escuchando a la crítica”. No tengas miedo ni te sientas juzgado, todos tenemos áreas en las que debemos crecer y madurar. Sé abierto y sincero. Escucha más de lo que hablas en ese momento.
  3. Cambia de Mente. Sí, necesitas cambiar de mente. Debes renovar tus pensamientos y poner en tu mente la necesidad de hacer actividades provechosas con el tiempo que tienes a tu disposición. Siempre, siempre, siempre hay mucho que hacer por todos lados. En tu casa, en tus clases, en el trabajo, en la iglesia, etc., así que, sí no hayas que hacer es porque en realidad no lo estás buscando.
  4. Ponte Metas Altas. Una de las formas más eficaces de combatir la pereza es auto colocarte metas muy altas para ti mismo, puede ser que quieras mejores calificaciones en tus clases o quizás desees un nivel de excelencia mucho mayor en algún arte o deporte que te guste, la dedicación a este tipo de labores te hará una persona ocupada en actividades de provecho y alejada de los brazos de la pereza.
  5. Programa Tus Actividades. Claro que tienes derecho a ver televisión, escuchar música, jugar videojuegos o navegar por la Internet y Redes Sociales de vez en cuando; ¡el problema está en que solamente eso hagas todo el tiempo! Todo tiene su tiempo, debemos aprender a balancear nuestro tiempo cada día para sacarles el mayor provecho posible.
  6. Sé Intencional. A veces solo necesitamos ver en nuestro alrededor y encontraremos que hay muchas necesidades que suplir, como dice Rick Warren: “¿Quieres que tu vida impacte?, Pregúntate tres cosas: ¿Qué se necesita hacer? ¿Porqué no yo? ¿Porqué no ahora?”. Toma la iniciativa, arregla la casa o haz tus tareas. Siempre, siempre, siempre hay cosas que hacer.

De todo corazón deseamos que estos consejos puedan ayudarte en tu diario vivir para que con tu vida puedas darle mucha gloria a Dios, todos los días que tus actos hablen mucho más fuerte que tus palabras.

Te quiero dejar con un pensamiento para que lo medites:

“La pereza es la raíz de la pobreza”

Y con un verso para retarte:

“En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;”

Romanos 12:11 (RV-1960)

¡Que Dios te bendiga!

Marcos Zuniga

¿Cómo Dejar de Ser un Perezoso(a)?

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Promotor de Arte Dramático | Investigador Jr. | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Blogger


Post navigation


Deja un comentario