¿Estoy listo para casarme? A veces me he hecho esta pregunta y me interesa hablar de este tema orientado para hombres y basado en la Biblia, ¿y a ti? Si también te interesa, acá vamos.

Hace unos días pasé por el libro de Rut pero esta vez fue especial porque me concentré en el personaje de Booz. Este libro tiene cuatro capítulos, resumiendo los dos primeros capítulos:

Rut era una extranjera, nuera de Noemí, quién fue una israelita que perdió a su esposo e hijos en Moab. Rut decidió seguir con Noemí a pesar de la situación y la acompañó a Israel. Ya puesta allí, ella comienza a trabajar fuerte para sacar adelante a su suegra.

Aquí entra nuestro personaje y el termómetro para que tú y yo sepamos si estamos listos para dar ese paso será algo que llamaremos la “BOTA de Booz”.

Por lo general una bota es algo que nos protege de daños… y, para nosotros, es el acróstico que forman los siguientes elementos:

1. Basarse en carácter

El mundo nos habla de muchas cosas para tomar la decisión de con quien nos casaremos: la belleza física, los ingresos que ella tiene, las emociones que sentimos… Pero en Booz encontramos algo especial:

“Booz le respondió:

— Me han contado una y otra vez todo el bien que le has hecho a tu suegra después de que murió su esposo. Dejaste a tus padres y a tu patria para venir con ella a estar entre gente que no conocías.”

Rut 2:11

La buena fama de Rut había llegado a Booz y sin lugar a dudas cuando una mujer es de carácter, se conoce por cómo se comporta y toma decisiones.

Booz también tenía carácter, vemos una buena reputación y que era financieramente estable (Rut 2:1) además de una relación excelente con sus subordinados (Rut 2:4).

Y tú, ¿tienes carácter? Y la mujer que estás considerando, ¿tiene carácter?

2. Orden

Más adelante Noemí aconseja a Rut que trate de conseguir la protección de Booz siguiendo la tradición judía, ella sigue el consejo y…

“8 En medio de la noche, Booz se agitó en su sueño, se movió, se volteó y encontró que allí, acostada a sus pies, estaba una mujer. 9 Booz dijo:

— ¿Quién eres?

Ella dijo:

— Soy Rut, su sierva. Usted es un pariente que podría casarse conmigo. ¿Puedo refugiarme bajo sus alas?

10 Él dijo: 12 Aunque es cierto que soy uno de los parientes que debería protegerte y casarse contigo, hay un pariente que tiene más derecho que yo.”

Rut 3:8-10a,12

Si no eres capaz de seguir el orden y tratas de “saltarte la barrera”, simplemente no estás listo para casarte… Observa a Booz: una mujer hermosa aparece donde está durmiendo (¡!) y en ningún momento se aprovecho de ella, más bien la alaba y la cuida.

Un pequeño comentario sobre el orden: el orden depende de la cultura de tu iglesia y de la época, la clave está en que si éste es bíblico, debes seguirlo y ya, puesto que si no lo haces tu propia consciencia te acusará todo el tiempo.

3. Transparencia

Rut regresó con Noemí pero Booz ese mismo día se movió para conseguirla de forma legítima:

Booz fue a la plaza pública cerca de la entrada del pueblo y se sentó. Luego pasó por la casa del otro pariente que Booz había mencionado como responsable de cuidar por las dos viudas. Entonces Booz le dijo:

Amigo, ven acá y siéntate.

Entonces él se acercó y se sentó.”

Rut 4:1

Cuando nuestros pasos son guiados por Dios, no hay nada que ocultar.

Por eso Booz podía hacer todo con total libertad, porque sabía que no estaba haciendo algo indebido y que estaba siendo totalmente transparente.

4. Acompañado por la familia y el liderazgo

A continuación algo muy importante ocurrió en la plaza:

“2 Luego Booz convocó a diez de los ancianos líderes del pueblo y les dijo:

— Siéntense. Entonces ellos se sentaron…”

Rut 4:2

¡Booz no quería hacer las cosas por su propia cuenta sin considerar que decía la familia y el liderazgo! La verdad es que siendo un hombre mayor y rico hasta cierto punto Booz podía hacer lo que quisiera pero prefirió no hacerlo… ¡Él quiso el acompañamiento y la bendición del liderazgo espiritual cercano!

“11 Entonces los ancianos y todos los ciudadanos que estaban en la plaza dijeron:

Sí, somos testigos…”

Rut 4:11

Conclusión

“13 Así Booz tomó a Rut por esposa. Él se unió con ella y el SEÑOR permitió que ella quedara embarazada y diera a luz un niño.”

Rut 4:13

El resultado de todo fue para la gloria de Dios. De Booz y Rut vendría el rey David y, siglos después, nuestro Señor y Salvador Jesús.  

¡Dios te bendiga y guíe amigo!

Marcos Zúniga

¿Estoy Listo Para Casarme? ~ Hombres

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Promotor de Arte Dramático | Investigador Jr. | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Blogger


Post navigation


Deja un comentario