“Pero muchos de los sacerdotes, levitas y jefes de familia más viejos lloraban porque ellos habían conocido el primer templo y recordaban lo bello que era. Mientras ellos lloraban de nostalgia, los demás gritaban de alegría.”
Esdras 3:12 PDT

Este era un momento especial en la historia, milagrosamente al pueblo de Dios le concedieron regresar para reconstruir el templo del Señor y habían comenzado la obra.

La nostalgia es una compañera peligrosa: No me deja ver la bendición de vivir el momento.

Piedad + Contentamiento es la fórmula ganadora.

En paz con mi pasado.
Disfrutando el presente.
Construyendo un mejor futuro.

El peligro de la nostalgia

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario