“… de su plata y de su oro hicieron ídolos para sí, para ser ellos mismos destruidos.”
Oseas 8:4b 

Con el dinero se pueden hacer muchas cosas, buenas o malas, y algunas que parecen buenas pero en el fondo son malas.

Si lo que obtengo con el dinero se vuelve demasiado importante para mi (casa, carro, viajes, cuentas de ahorro, etc.) entonces puede ser que haya hecho un ídolo que ha quitado al Dios verdadero de su lugar en mi vida.

Por eso es importante revisar mis motivaciones y examinar constantemente mi conducta. El dinero es algo que Dios provee para mi sustento y para El mismo.

Los ídolos y mis finanzas

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario