discipulado

Discipulado

“Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.”

2 Timoteo 2:2 (RV-1960)

En términos muy generales, llamamos “discipulado” al proceso mediante el cual una persona le enseña a otra que está aprendiendo; pero si buscamos ser más específicos en nuestro contexto bíblico, “discipulado” es el proceso que atravesamos con la ayuda de una o varias personas que nos orientan en nuestro caminar cristiano.

La Real Academia define discipulado de la siguiente manera:

1.- Ejercicio y cualidad del discípulo de una escuela.

2.- Doctrina, enseñanza, educación.

3.- Conjunto de discípulos de una escuela o de un maestro.

He aquí el punto más importante del “discipulado cristiano”, el discípulo no es seguidor del “discipulador”, ambos son seguidores de un solo maestro, que es el Señor Jesús. Son Sus enseñanzas, mandamientos e instrucciones las que tanto “discipulador” como “discípulo” buscan poner en práctica y aprender.

Así que, sí no tienes un “discipulador” y estás en busca de uno, aquí te desplegamos 3 Cualidades Clave para que te formes una idea de en qué debes fijarte para pedirle a esa persona que sí desea comenzar el “trabajo”. Y sí eres el “discipulador” de alguien más, pues deseamos puedas evaluarte a ti mismo para ver en que puedes mejorar. ¿Interesado?, ¡Aquí vamos!

1.- Que Este Corriendo La Carrera

“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.”

2 Timoteo 4:7

Estas palabras son de las últimas palabras que Pablo le dice en carta a Timoteo. Pablo sabía que pronto iba a morir y que quizás no tendría la oportunidad de volver a ver a Timoteo en persona, pero sabes, es interesante que Pablo a pesar que ya estaba en esa delicada situación, él siempre recuerda que hay una carrera que correr.

La persona que elijas como “discipulador” debe ser un cristiano que realmente este corriendo la carrera, es decir, una persona íntegra que con sus hechos demuestre que cada día desea parecerse más a Dios y que lo busca siempre. Una persona que se note en su constancia el buscar ser más santo cada día. Así es alguien que corre la carrera.

2.- Que Base Sus Consejos En La Palabra De Dios

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo…, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.”

2 Timoteo 4:1a-2

Muchas veces podemos correr el riesgo de querer aconsejar a las personas según nuestra propia experiencia o lo que creemos saber, pero vemos claramente que el parámetro a seguir no está en nosotros ni en nuestros conocimientos, Dios desea que usemos la Biblia, que es Su Palabra, como la fuente de dirección en nuestras vidas.

Asegúrate que los consejos que puedas recibir de tu “discipulador” se basen en lo que la Palabra de Dios dice, sí es así, puede ser que a veces te sientas confrontado o quizás no te creas capaz de poderlos seguir, pero siempre sabrás en lo profundo de tu corazón que es lo correcto. La Biblia es nuestro principal norte y guía.

3.- Que Este Dispuesto A Trabajar Contigo En Tus Áreas De Carácter

“Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.”

2 Timoteo 4:5

¿Qué tan santo puedo ser? es la pregunta clave. Para ello existen áreas de carácter que debemos trabajar y pulir, todos las tenemos, así que no te avergüences por ellas, simplemente lucha por superarlas y dominarte a ti mismo. Tu “discipulador” debe ser ese(a) amigo(a) que te pueda guiar para santificarte cada día más.

Para que esto sea una realidad, debes ponerle al tanto y abrirle tu vida, porque tu discipulador no es ningún adivino, si no le cuentas tú mismo lo que estás viviendo, ¿Cómo se dará cuenta y podrá eventualmente ayudarte?

Pero además, es necesario que tu discipulador sea un buen escuchador ya que, muchas veces no podemos siquiera abrir nuestros problemas porque la otra persona ni hemos comenzado a hablar cuando ya se ha desatado “aconsejando”. Eso no está bien. Cuidado. Hay que saber escuchar.

Reflexiones Finales

Sí estás en la búsqueda de un discipulador, podrías considerar estas 3 Cualidades Clave, además como otras consejos como que sea una persona de tu mismo sexo y con algunos intereses comunes, como artes o ministerios en común. Así podría fácilmente comprenderte mejor porque quizás ya haya vivido las luchas que tú estás afrontando ahora.

Recuerda las cualidades:

  1. Que esté corriendo la Carrera
  2. Que base sus consejos en la Palabra de Dios
  3. Que esté dispuesto a trabajar contigo en tus áreas de carácter

El resultado del discipulado se puede resumir en una frase del Pastor Gustavo Zepeda:

Ser discípulos de Jesucristo para Hacer discípulos de Jesucristo.

¡Que Dios te bendiga!

Marcos Zúniga

3 Cualidades Para Ser Un Buen Discipulador

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Promotor de Arte Dramático | Investigador Jr. | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Blogger


Post navigation