“Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el obispo sea … decoroso…

1 Timoteo 3:1-2

Decoroso” es el quinto requisito para ser pastor que se lista en 1 Timoteo 3, después de “Prudente” que estudiamos en el artículo anterior; comprender bien este requisito de decoroso y relacionarlo con todos los requisitos de carácter puede ayudarnos a crecer espiritualmente.

¿Te gustaría que aprendamos más del tema? ¡Pues vamos a por ello!

Significado de “decoroso”

La palabra decoroso que aparece en 1 Timoteo 3:2 en el griego original es el adjetivo kosmios (κόσμιος), que significa “ordenado”, “bien dispuesto”, “decente”, “modesto”; está relacionado con la palabra kosmos “en su sentido primario como disposición armoniosa, adorno“.

A continuación, copio un interesante comentario del Diccionario Bíblico Vine:

El ordenamiento no se refiere solo a su vestido y comportamiento, sino a la vida interna, ciertamente pronunciándose y expresándose de una manera manifiesta en el comportamiento externo“.

Ahora bien, en la práctica cuando se piensa en ser decoroso en el exterior, una definición sencilla sería la siguiente:

“Ser decoroso es andar apropiadamente vestido para la ocasión…”

Pero, cuando pensamos en el interior, una definición más profunda sería:

“Una persona decorosa es una persona ordenada…”

Algunas implicaciones prácticas

Para ser honestos, cuando pensé escribir este artículo creí sería más sencillo, porque el decoro en mi vestuario no ha sido mayor problema; sin embargo, al meditar el significado original de la palabra decoroso (“ordenado”) me he quedado helado…

El decoro exterior está precedido por el decoro interior.

¿Qué tan “ordenado” crees que eres? Pensemos en las siguientes 2 líneas para crecer en ellas:

1.- Orden en mis emociones

—¿Crees que es correcto que te enojes tanto por esto?, le respondió el SEÑOR.
Jonás 4:4 NBV

Algo en lo que todos podemos crecer es en el control de las emociones.

Por ejemplo, hace algunos años lidiaba bastante con el enojo y la amargura, me enojaba rápido y fácilmente hería a las personas que más amaba con mis palabras y actitudes…

Al meditar en Jonás capítulo 4, vi mucho de mi antiguo yo en Jonás… ¡Mala onda la verdad! Cuando uno se enoja y pierde el control piensa mal, actúa de forma tonta y dice palabras sin pensar.

No es pecado enojarse ni sentir alguna otra emoción como la alegría, enamoramiento, tristeza, etc.; pero dejarse llevar por nuestras emociones sí nos puede llevar a pecar de muchas maneras.

¿Crees que es correcto eso? ¡Pues NO lo es!

Lo mejor que podemos hacer es pedirle a Dios nos ayude a ordenar nuestras emociones cada día.

2.- Decoro estableciendo límites

“2 Manda a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra de Canaán, esto es, la tierra que os ha de caer en herencia… 3 … será el límite del sur… 6 Y el límite occidental será… 7 El límite del norte será…10 Por límite al oriente trazaréis…”
Números 34 : 2a, 3, 6a, 7a, 10a

Aún en la tierra prometida Dios mandó a decir a Israel que tendrían ciertos límites, los límites son buenos porque permiten saber sí estoy en una zona segura o no…

Por ejemplo, algunos límites sanos que debemos establecer son:

– Límites en mi relación con el sexo opuesto: Esto es super-ultra-mega-hiper importante en un pastor.
– Límites en mis finanzas: Saber qué comprar y cuándo…
– Límites con mis ojos: Hay cosas que no debo siquiera ver…
– Límites en mi uso del teléfono celular: Hay horas en las que es mejor no estar en las redes sociales…
– Límites en mis conversaciones: Hay cosas que no debo saber…

Y tú, ¿Tienes límites? Correr dentro de los límites es seguro, caminar fuera de ellos puede costarnos la vida…

Conclusiones y despedida…

Hace unos días un amigo me aconsejaba que sí me gustaba tanto usar la barba debía darle ciertos cuidados para que no se viera como sucio el rostro… para ser sincero al principio me resistí a la idea, pero después comprendí que ese consejo está relacionado con mi decoro. Y trato de cuidarme más en eso ahora.

Y tú, ¿Quieres saber que más se necesita para ser pastor?… Yo también.

¡Continuaremos juntos aprendiendo del tema! Puedes ver y esperar más artículos, todos con la etiqueta: “Requisitos Pastor“, ¡No te los puedes perder!

Dios te bendiga, querido amigo.

Marcos Zúniga

Requisitos Para Ser Pastor (6): Decoroso

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Promotor de Arte Dramático | Investigador Jr. | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Blogger


Post navigation


Deja un comentario