Esta semana en mi Iglesia local pasamos y concluimos con el libro de Ester, y algo que me cautivó fue la humildad de ella en su relación con el rey Asuero, las maneras en las que expresaba sus peticiones me parecieron increíbles ejemplos de cómo podríamos tener oraciones efectivas, oraciones diferentes, oraciones poderosas.

Me gustaría compartir contigo lo que he aprendido, ¿Me acompañas?

Oraciones efectivas

En algún momento el rey Asuero estaba tan encantado con la reina Ester que le llego a ofrecer incluso la mitad de su reino, sin embargo las formas en que ella respondió demuestran un altísimo grado de respeto a la autoridad de este hombre, que además era su esposo.

El rey Asuero (con muchísimo respeto) podría simbolizar a Dios, que es el Rey de Reyes; y la reina Ester podría simbolizar a la Iglesia, la amada esposa de Cristo. Teniendo eso en mente, leamos este texto:

Entonces el rey extendió a Ester el cetro de oro, y Ester se levantó, y se puso en pie delante del rey, y dijo: Si place al rey, y si he hallado gracia delante de él, y si le parece acertado al rey, y yo soy agradable a sus ojos, que se dé orden escrita para…

Ester 8:4-5a

– Si place al rey…

Piensa esto: Sí Dios respondiera afirmativamente a tu petición, ¿Le agradaría a Él hacerlo? Dicho de otra manera: Mi petición, ¿Le sería agradable?

Una oración efectiva es pensar intencionalmente en cosas que sé a Dios le agradaría hacer, algunos ejemplos de peticiones:

  • Hacer más discípulos,
  • Crecer en carácter,
  • Crecer en humildad,
  • Pedirle que le ame más, etc.

Sí le place al Rey, ¿Porqué no pedírselo?

– Si he hallado gracia delante de él…

Estamos tan acostumbrados a exigir, a creer merecer cosas, tu carne y mi carne es así; pero Ester (quién sí era muy poderosa) prefirió apelar a la gracia. Me humilla su humildad.

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Hebreos 4:16

Pidamos a Dios Su gracia, Su trono está lleno de ella, pero tú y yo necesitamos acercarnos.

– Si le parece acertado al rey…

Honestamente, a saber cuántas cosas he pedido a Dios sin considerar sí le parecen acertadas a Él.

Y para esto no hay atajos, se necesita pasar mucho tiempo en la Palabra, meditando en Sus pensamientos para saber cuáles son esas cosas que le parecen acertadas a Él.

Una oración que le parece acertada al Rey, va a lo seguro.

– Y yo soy agradable a Sus ojos…

Cuando vas a orar, ¿Piensas sí estás siendo agradable a Sus ojos? Y no estoy hablando de perfección, pero sí que hay cosas que a veces uno sabe que Dios no está de acuerdo en nuestra conducta y simplemente uno se hace “de la vista gorda” como decimos.

Ester era una bella mujer por dentro y por fuera, cuando vamos a orar es un buen momento para pedir a Dios que nos muestre sí hay algo que le ofenda de nuestra conducta, por algo decía el salmista:

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
Pruébame y conoce mis pensamientos;
Y ve si hay en mí camino de perversidad,
Y guíame en el camino eterno.

Salmos 139:23-24

¡Lo maravilloso de Dios es que Él lo hace!

Despedida

La manera de hablar de Ester al rey Asuero me anima a acercarme a Dios más respetuosamente, porque Él es el Rey de Reyes y Señor de Señores.

¿Y tú que opinas, querido amigo?

¡Dios te bendiga!

Marcos Zúniga

Oraciones Efectivas: De Cómo Ester Le Hablaba Al Rey

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario