“Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el obispo sea… sobrio…”

1 Timoteo 3:1-2

Sobrio” es el tercer requisito para ser pastor que se lista en 1 Timoteo 3, después de “Marido de una sola mujer” que estudiamos en el artículo anterior; comprender bien este requisito de sobrio puede ayudarnos a crecer espiritualmente por sus importantes implicaciones, ¿Te gustaría que aprendamos más del tema? ¡Pues vamos a por ello!

Significado de “sobrio”

La palabra sobrio que se encuentra en 1 Timoteo 3:2 en el griego original es el adjetivo nefalios (νηφάλιος), que está relacionado con el verbo nefo (νήφω); que significa textualmente “estar libre de la influencia de productos embriagantes”.

Ahora bien, el Diccionario Bíblico Vine añade algo interesante:

“En el NT, metafóricamente, no implica por sí mismo vigilancia, pero se utiliza en asociación con ella (1 Ts 5.6: «velemos y seamos sobrios»; v. 8: «seamos sobrios», RV: «estemos sobrios»; 2 Ti 4.5: « sobrio», RV: «vela»; 1 P 1.13: «sed sobrios», RV: «con templanza»; 4.7: «velad»; 5.8: «sed sobrios», RV: «sed templados»).”

Así que, como podemos apreciar por el contexto bíblico, ser sobrio va más allá de simplemente no encontrarse en estado de embriaguez, a propósito de eso, analicemos algo:

Consideremos el estado de ebriedad

En lo personal, desde temprana edad tuve que convivir con una persona que frecuentemente caía en estado de ebriedad, era mi papá; así que con algo de tristeza pude ver en carne propia cómo es cuando alguien no está sobrio.

A continuación describiré algunas características de cuando alguien se encuentra en estado de ebriedad que me parecen interesantes para este artículo:

  • Cambio de rostro. No sé cómo ni porqué, pero una persona ebria no tiene el mismo rostro de cuando está sobria, es como sí se tratara de una versión diferente de la misma persona; y tristemente, es una versión muy desmejorada.
  • Tendencia a lastimar/se. La persona ebria tiende a herir con sus palabras a los demás, y en algunos casos la agresión es física buscando pleitos en lugares públicos o maltrato en el hogar (conste que mi papá no llego a eso, gracias a Dios).
  • Actuar sin pensar… Ni recordar. Una persona ebria actúa sin pensar en consecuencias, condiciones del entorno ni tampoco considerando los peligros, simplemente se deja llevar; y luego no recuerda lo que hizo (o al menos eso dicen).
  • Irresponsabilidad. Hay deberes como la compra de abarrotes en el supermercado o el alquiler de su casa que por gastar excesivamente en la bebida tienden a descuidar…

Sobriedad espiritual…

Como crecí literalmente odiando el olor a alcohol, me vi tentado a pensar que este requisito era pan comido, pero no; la verdad es que evalúandome y siendo transparente con Dios veo que tengo muchísimo que aprender… ¿Quieres saber por qué?

Responderé a esa pregunta con otra pregunta: ¿Sabes como traducen la palabra sobrio otras versiones de la Biblia? La Nueva Traducción Viviente traduce sobrio como tener control propio, mientras que la Palabra de Dios para Todos usa una frase mucho más conocida en nuestro medio: tener dominio propio.

Ser sobrio es tener dominio propio o auto-control.

Hay 3 áreas claves que históricamente han demostrado afectar considerablemente el impacto espiritual de los hombres de Dios, por razones didácticas las 3 comienzan con la letra “F”:

  1. Familia: ¿Qué tan sobrio eres en tu relación con tu familia? Piensa en cada rol que puedas tener, como ser: esposo, padre, hijo, cuñado, yerno, etc. ¿Se te eleva el tono de voz con facilidad en casa? ¿Tiendes a exasperar a tu familia con tus temas? ¿Eres “candil de la calle, oscuridad de la casa”?
  2. Finanzas: ¿Y qué me dices de tus finanzas? ¿Cómo te comportas con tu dinero? ¿Cómo son tus compras? Sí tu presupuesto pudiera hablar, ¿Qué diría de ti? Por cierto, no manejar un presupuesto, ya dice mucho de ti…
  3. Faldas: Las emociones en sí mismas no son malas, pero dejarse llevar por ellas sí puede serlo. Todos tenemos hormonas que corren a mil por hora, pero eso no nos excusa para hacer lo que nos venga en gana, no debemos usar la gracia de Dios así.

Conclusiones y despedida…

La buena noticia es que así como somos capaces de superar una adicción física y mantenernos sobrios, también en el plano espiritual podemos alcanzar dominio propio. Por algo la Escritura dice:

“Puedo enfrentar cualquier situación porque Cristo me da el poder para hacerlo.”

Filipenses 4:13 PDT

Hace algunos años, cuando mi papá enfrentó una situación crítica de salud y su vida se puso en riesgo producto de su alcoholismo fue capaz de dejarlo; eso me dejo pensando que en realidad sí tenemos la capacidad de tener dominio propio, pero quizás no nos esforzamos lo suficiente.

Sí tenemos al Espíritu Santo de nuestro lado, ¡¿Qué más queremos?!

¿Quieres saber que más se necesita para ser pastor?… Yo también.

¡Continuaremos juntos aprendiendo del tema! Puedes ver y esperar más artículos, todos con la etiqueta: “Requisitos Pastor“, ¡No te los puedes perder!

Dios te bendiga, querido amigo.

Marcos Zúniga

Requisitos Para Ser Pastor (4): Sobrio

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario