“Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el obispo sea… marido de una sola mujer…”

1 Timoteo 3:1-2

Marido de una sola mujer” es el segundo requisito para ser pastor que se lista en 1 Timoteo 3, después del de “Irreprensible” que estudiamos en el artículo anterior; y este es uno de los requisitos más retantes y cuyas implicaciones son más profundas de lo que parece en primera instancia, ¿Te gustaría que aprendamos más del tema? ¡Pues vamos a por ello!

Significado de “Marido de una sola mujer”

Primero, comencemos analizando el texto “marido de una sola mujer”, mismo que se lee literalmente en el griego como: “Ser de una mujer esposo“; la palabra esposo aquí es el griego andra (ανδρα) que viene de anër, el cual significa “hombre” o “marido” y que aparece textualmente 31 veces en el Nuevo Testamento; en todas ellas se refiere a hombre como el género masculino, no a hombre como a humanidad.

Y aquí viene una primera aplicación práctica de este requisito (y de todos los demás requisitos en realidad): El oficio de pastor es sólo para hombres, no para mujeres. No voy a profundizar mucho en esto porque no es el tema central y hay otras implicaciones que indagar, pero sí estás interesado puedes leer este artículo también:

Un breve comentario final sobre eso: Sí en la Palabra de Dios no existen requisitos para pastoras es porque en el Plan de Dios no se contempló esa figura. Espero no ser malentendido, pero este es un tema de orden, no de capacidad.

Implicaciones prácticas

A continuación se abre un abanico de posibilidades, por ejemplo planteemos algunas situaciones:

Un hermano que haya venido a Cristo y que antes de su conversión se haya divorciado, ¿Puede llegar a ser reconocido como pastor? ¿O que pasaría sí él se convierte y su esposa permanece incrédula, luego ella pide el divorcio para hacer su vida aparte de él?

O bien, ¿Es este un requisito sobre el estado civil del candidato a pastor? Es decir, ¿Este requisito impide a un soltero ser reconocido como pastor de una iglesia local?

Sobre las primeras preguntas de sí en el pasado el hombre se divorcio hay que considerar algunos puntos importantes:

  • Lo que haya pasado en su pasado, quedo allí. En Cristo todos somos nuevas criaturas, todas las cosas son hechas nuevas (2 Corintios 5:17).
  • Sí la esposa permanece incrédula y pide el divorcio, es una de esas pocas excepciones donde la Palabra da el “permiso” de divorciarse; aclarando que tampoco da licencia para tener uno la intención de hacerlo, es la esposa incrédula la que tendría que mover todo el tema… (1 Corintios 7:12-16).
  • El primer requisito es precisamente ser irreprensible, así que de haber alguna acusación seria contra el candidato a pastor (como el hecho de divorciarse ya siendo creyente o pastor), pues hasta allí llegaría el asunto.

¿Y los solteros? ¿Están descalificados para ser pastores? Humildemente pienso que no, por las siguientes razones:

  • Pablo, el autor de esta carta (y de la tercera parte del Nuevo Testamento) era soltero.
  • Timoteo, discípulo de Pablo y tremendo líder de la Iglesia Primitiva, a quién iba dirigida esta carta; fue llamado al ministerio siendo joven y soltero.
  • Además, se trata del mismo requisito “marido de una sola mujer” para ser reconocido como diácono que dice 1 Timoteo 3:12; y no hay registros que de los diáconos fueran exclusivamente hombres casados.

Sin duda este requisito mide algo más que un estado civil, se trata de un estado espiritual.

Una implicación más profunda…

Vale la pena hacerse algunas preguntas simples: ¿Qué es un hombre? ¿Qué es un marido? ¿Quién define eso? ¿Quién es el modelo o el estándar? ¿Se te viene alguien a la mente…?

En el principio, cuando Dios creó al hombre, dice la Palabra que lo hizo a Su imagen y semejanza; luego aprendemos que Cristo es el novio de la Iglesia, y será su Esposo en el cielo después de las bodas del Cordero. Pues bien, es muy posible que el modelo a seguir como “marido de una sola mujer” se trate del mismísimo Señor Jesús, Él en persona.

Por eso sugiero que más que un estado civil, es un estado espiritual

Cristo dijo en el Sermón del Monte que:

“… cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.”

Mateo 5:28

Así que, el requisito de ser “marido de una sola mujer” adquiere otra dimensión sí lo contrastamos con el estándar de Jesús. Va mucho más allá de simplemente no divorciarse. Es un estado espiritual de pureza y entero contentamiento en Dios.

Continuará…

Tardé mucho en escribir este artículo porque no es un tema fácil… Menos para un pecador tan injusto como yo. Pero sabes; me anima saber que no necesito ser fuerte cuando soy amigo del más fuerte y que en Él, lo tengo todo.

¿Quieres saber que más se necesita para ser pastor?… Yo también.

¡Continuaremos juntos aprendiendo del tema! Puedes ver y esperar más artículos, todos con la etiqueta: “Requisitos Pastor“, ¡No te los puedes perder!

Dios te bendiga, querido amigo.

Marcos Zúniga

Requisitos Para Ser Pastor (3): Marido De Una Sola Mujer

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


One thought on “Requisitos Para Ser Pastor (3): Marido De Una Sola Mujer

Deja un comentario