“… Jehová… quien me ha hecho casa…”

1 Reyes 2:24

Salomón reconoció que fue Dios quién le hizo “casa”, y eso es lo más sabio: Dejar que sea Dios quien me “haga casa”. (Salmos 127:1)

Esperar en Dios no se trata de no hacer nada, sino que es reconocer que Dios da las instrucciones y yo las sigo.

Pero, además de esto, que especial fue para mí entender que aunque por ahora no tenga casa en la tierra, tengo morada eterna en los cielos con Él. (Juan 14:2)

Construye mi casa, Señor

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario