Las tarjetas de crédito son uno de los instrumentos más utilizados en el mundo hoy en día, pero también es uno de los instrumentos más sutil a la hora de colocar trampas para que los usuarios caigamos en ellas. A continuación, describiré 4 Trampas Sutiles de las Tarjetas de Crédito, en algunas de ellas habré caído, por algo escribo lo que escribo…

Lo más cómico es que en todas ellas te dicen casi lo mismo: “Como usted es un buen cliente, el banco le ofrece este beneficio…” Cuidado, no todo lo que brilla es oro; en esto de las tarjetas de crédito, para el banco que tú y yo nos endeudemos con ellos es el negocio.

¿Te interesa conocer estas 4 trampas? ¡Pues vamos a ello!

Trampas sutiles de las tarjetas de crédito

 

  1. Aumentan tu límite sin preguntar

Cuando estaba bastante nuevo en esto de las tarjetas de crédito me fijé en mi estado de cuenta que el límite de la tarjeta había aumentado… ¡se había casi duplicado! Cuando llamé a preguntar porque tenía un nuevo límite me dijeron que era por “mi excelente uso de la misma“. A pesar que eso suena muy bien y suele gustarle a mi ego y seguramente al tuyo, debemos tener mucho cuidado, ahora te lo explico.

Al banco (o casa emisora de tarjetas) no le interesa cuáles son tus ingresos cuando aumentan tu límite, bueno quizás sí, pero no como a ti y a mí nos debe importar. Los expertos recomiendan que tu límite de la tarjeta no debería exceder el 5% de tus ingresos anuales, esto es así para que si sucede algo y caes en una deuda la misma no se vuelva impagable.

Recomendación: Revisa siempre tu estado de cuenta, para que no te sorprendan con que tu límite se duplicó porque eres un buen cliente… Y si eso sucede, llama para poner las cosas en orden. ¡No te dejes!

  1. Extrafinanciamiento de dinero “sin afectar el límite”

Un extrafinanciamiento es como un préstamo que el banco extiende a tu favor a través de la tarjeta de crédito y cuyas cuotas son cargadas mes a mes en tu estado de cuenta, tiene algunas ventajas como que suelen ser inmediatos y sin necesidad de aval, pero, también es cierto que te cobran intereses altos.

Una amiga me dijo una vez: “el banco me presta dinero al 0% de interés a través de mi tarjeta“, honestamente me dio cosa (como decía el Dr. Chapatín), eso no es y nunca será así; el negocio de un banco cuando presta dinero es ganar un interés, nadie en ningún lugar del mundo te prestará al 0% de interés (quizás tus padres sí, pero de ahí muy pocos).

Lo que sí es cierto, es que además de los intereses de capital (que ya te cobran) pueden cobrarte intereses por mora si quedas debiendo…

¡Mucho cuidado! La Biblia nos dice y advierte:

“El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta.“

Proverbios 22:7

Recomendación: Huye de este tipo de “beneficios”. Seguramente hay otras formas de obtener dinero más económicas que ésta.

  1. ¿Tarjeta adicional?

Como tú eres un “excelente cliente del banco“, ahora te ofrecerán una tarjeta adicional, ¡Totalmente gratis! (El colmo sería que nos la cobrarán…). Esta es su última oportunidad de cobrarte dinero por mora. No la aceptes. Bueno, quizás si es para tu cónyuge y están muy unidos en el tema financiero no habrá mayor problema, pero siempre restringiría el límite de la tarjeta adicional a cosas bien específicas dentro del presupuesto familiar.

El riesgo es simple: Si el usuario es muy cuidadoso en el uso de la tarjeta, existe la posibilidad de que su cónyuge no lo sea y los gastos de éste afecten el presupuesto del primero, endeudándole.

Recomendación: Mucho cuidado con tarjetas adicionales. En cualquier caso, el consejo que doy es pedir consejo.

  1. Extrafinanciamiento de algún artículo al 0% de interés

Los bancos en alianza con las empresas ofrecen dividir el costo de algún artículo o servicio en 6, 12 o hasta 24 meses para pagar al 0% de interés; el banco paga todo al vendedor, y nosotros le pagamos al banco en cuotas; el vendedor está feliz, el banco está feliz y nosotros estamos felices… Que maravilla, ¿cierto?

Antes que nada, eso del interés es real, es al 0%… allí no está el truco.

El problema está en que usualmente no tenemos pendiente en nuestra mente “esa” cuota y al final del mes aparece mágicamente en nuestro estado de cuenta. Y, usualmente también, estamos pagando más de un sólo artículo o servicio al mismo tiempo… El riesgo está en que podemos caer en mora con el total a pagar del mes y luego, nos cobran los intereses por mora.

Recomendación: Ten mucho cuidado con pagar de esta forma, pregúntate: ¿De verdad lo necesitas?

Despedida

Me despido con una frase muy buena de Gary Chapman:

“El crédito es para tener ahora lo que no puedo pagar ahora.”

¿Y tú, qué tipo de trampas has sufrido? ¡Cuéntanos en los comentarios!

¡Dios te bendiga querido(a) amigo(a)!

Marcos Zúniga

4 Trampas Sutiles de las Tarjetas de Crédito

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario