​”Por tanto, Hebrón vino a ser heredad de Caleb hijo de Jefone cenezeo, hasta hoy, por cuanto había seguido cumplidamente a Jehová Dios de Israel.”

Josué 14:14 

Caleb, el hijo de Jefone, el cenezeo… No sé porque nunca me había fijado que Jefone era de otra nación, él era cenezeo, ¡No era judío!

Quiere decir que Caleb posiblemente no era un israelita 100% puro, sin embargo cuando Dios lo introduce en la Biblia en Números 13:1,6 lo presenta como uno de los príncipes de Judá.

Y luego, debido a su conducta temerosa de Dios y a su fe, Caleb recibe la bendición de ser uno de los pocos hombres que vería la Tierra Prometida y no solamente la vió, sino que también heredó en ella el Monte de Hebrón para su descendencia después de él.

Aprendí que Dios puede sacar a un gran hombre de un origen humilde siempre y cuando tenga un corazón para con Él. 

Como me dijo mi buen amigo Leo Zúniga hace poco: “A veces podemos tener muchas historias que nos cargan, eso no quiere decir que no podamos tener una bonita historia al final.”

Tu futuro no lo determina tu pasado, lo determina tu presente. 

#EligeObedecer #EligeCreer

Un gran hombre, un origen humilde

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario