Esta noche recordamos que un día hace muchos siglos el Señor Jesús nació, y nació porque eligió morir en una cruz y resucitar por nosotros al tercer día.

Nació en un humilde pesebre de Belén, el pueblo más pequeño de Israel. Un coro de ángeles avisó a unos pobres y solitarios pastores para que se acercaran a verlo. Unos magos del lejano oriente viajaron una larga distancia para conocerlo.

La lección es que no importa tu condición social o económica, tampoco importa sí crees estar lejos o cerca de Dios; el camino para llegar a Él siempre ha sido uno, a través de confiar en Jesús.

Dios está cercano a ti y a mí, si Jesús pudo nacer en un humilde pesebre también puede nacer en tu corazón y así como fue capaz de cambiar la historia de la humanidad también puede cambiar tu historia.

Sí confías en Él, entonces te deseo de todo corazón: ¡Feliz navidad!

Feliz navidad

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario