Hace algunos años comencé el hábito de escribir en un diario lo que el Señor me mostraba en Su Palabra, además de cargas, oraciones y celebraciones.

Hoy, con cierta nostalgia comienzo uno nuevo y dejó atrás el cuaderno que ya se acabo… Creo que esta práctica me ha ayudado al menos de las siguientes 3 maneras:

1. Me ayuda a recordar lo que Dios me enseña, puesto que tengo mala memoria…

2. Me ayuda a recordar de los problemas que Dios me ha sacado en el pasado, eso me hace tener esperanza en Él para el presente y futuro.

3. Me ayuda a organizar mejor mis ideas, principalmente cuando tengo que valorar progresos y retrasos en áreas de carácter.

Animo a todos a que consideren este hábito, eso me incluye a mí porque todavía estoy aprendiendo que se trata de una forma práctica de aprender a contar nuestros días…

Porque como le pasó a Jeremías: “Vino a mí Palabra de Jehová diciendo…”

Autobiografía en 3D

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario