Entonces habló Dios a Noé, diciendo: Sal del arca… Entonces salió Noé… Y edificó Noé un altar a Jehová… Y percibió Jehová olor grato…
Génesis 8:15‭-‬16a‭, ‬18a‭, ‬20‭a, 21a

Que cuadro ese: Noé saliendo con su familia del arca en la cuál han vivido por poco más de 1 año desde que comenzó el diluvio y lo primero que hace es un altar para Dios…

Ya me imagino como se sentía totalmente humillado por la gracia de Dios para con él y su familia (ver Gén. 6:8), creo que Noé comprendió perfectamente cuál era su lugar y cuál era Su lugar.

Después del diluvio Noé vio a Dios como lo que es: Dios. Difícilmente imagino que lo vería como un siervo al cuál darle instrucciones, después de ver la justicia de Dios juzgando al mundo, es fácil ubicarse…

Eso me pone a pensar: Y yo, ¿Cómo veo a Dios? Quiero verlo como quién es: Dios… Porque solamente así lo que haga para Él podrá subir como un olor fragante a Su presencia…

Noé y su altar para Dios

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario