“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: OLVIDANDO ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, PROSIGO a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”
Filipenses 3:13-14
 
En el contexto, cuando Pablo dice que él “se olvida de lo que queda atrás” está hablando de olvidarse de cosas muy buenas en las que él ponía toda su confianza; olvidarse los fracasos y de los malos ratos es relativamente fácil y no tiene mayor ciencia… Pero, ¿olvidarse y dejar atrás cosas buenas?
 
Eso no tiene mucho sentido… sólo puede tener una explicación razonable y creo que Pablo lo tenía claro: ¡Tenemos un llamado mejor! ¡Su Camino es mejor! Pablo se olvida de las cosas buenas en las cuales ponía su confianza porque tenía puesta la mira en su futuro en Cristo.
 
De aquí sacamos un principio bíblico potente: nuestro futuro en Cristo siempre será mejor.
 
Ojo: Pablo no está sugiriendo en ningún momento que “el premio” se trata de su salvación, si recordamos en Hechos su llamamiento fue a ser testigo de Cristo a las demás naciones, es decir, el premio es vivir haciendo la Gran Comisión.
 
Las cosas buenas en las cuales depositamos nuestra confianza pueden distraernos mucho de este propósito, por eso, mejor olvidarlas y seguir adelante. Dios no ha terminado conmigo ni contigo. Hay un futuro mejor EN ÉL.
Extendiéndome a la meta…

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario