«Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.»
Romanos 10:13

Hoy aprendí que este verso no sólo tiene que ver con algo que ocurrió en mi pasado, también tiene que ver con algo que puede pasar en el futuro de los no creyentes que me rodean… ¡Si ellos invocan el nombre del Señor serán salvos! ¿Lo creemos?

Pero, ¿cómo van a invocar a alguien que no conocen? ¿cómo lo conocerán si nadie les ha hablado?… y allí es donde entramos tú y yo, somos los llamados a hablar de quien conocemos y por quien somos salvos.

La salvación es un regalo para compartir también con otros… pásalo.

#LoQueTengoTeDoy

Compartiendo el evangelio…

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Investigador en formación | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Promotor de Arte Dramático | Blogger


Navegación de la entrada


Deja un comentario