“Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores.”
Lucas 7:13

La compasión es poderosa.
La compasión es milagrosa.
La compasión es contagiosa.

La compasión me lleva a la acción, la acción tiene un fruto y éste da gloria a Dios. La compasión es un vehículo por medio del cual Dios derrama gracia en la vida de las personas.

La compasión de Cristo

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario