“Así, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos, que se pierda uno de estos pequeños.”
Mateo 18:14

Después de algunos años en el cuidado espiritual de personas he visto ovejas que son como tela de seda (suavecitos) y otros parecen papel de lija (Sí, así); pero debo reconocer que NO son mis ovejas, ¡son de Dios! ¡Él las ama al punto que las compro con la sangre de Su Hijo!

Por eso Él no quiere que alguna se pierda y yo debo ocuparme simplemente en cuidar con amor y diligencia a fin de agradar al Señor de todo…

#Líder #Pastoreo

Cuidando Sus ovejas

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario