«Me siento muy orgulloso de poder contarles todas las señales y milagros que el Dios altísimo ha hecho en mi vida.»
Daniel 4:2
Así como Nabucodonosor no tiene una historia «bonita» que contar pero se siente alegre de decirla, así deberíamos sentirnos cuando compartimos nuestra propia historia se salvación con otros… La alegría es que Dios brilla, no nosotros.
‪#‎MM‬

Mi propia historia

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Investigador en formación | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Promotor de Arte Dramático | Blogger


Navegación de la entrada


Deja un comentario