image

Un día recibí una correspondencia que esperaba desde hacia semanas y que en la contraportada del sobre decía:

«Hoy empieza un viaje que le llevará hasta donde quiera llegar.»

Me quedé pensando largo rato: «¿Y a dónde quiero llegar?» De verdad no es una pregunta tan trivial como parece, después de meditarlo sinceramente no sé con exactitud a dónde quiero llegar pero si creo saber en casa de quien quiero estar…

«Pero yo me acercaré a Dios,
pues para mí eso es lo mejor.
Tú, Señor y Dios, eres mi refugio,
y he de proclamar todo lo que has hecho.»
Salmos 73:28 (DHH)

Viajando por la vida

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Promotor de Arte Dramático | Investigador Jr. | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Blogger


Post navigation


Deja un comentario