“Pues arruinada está Jerusalén, y Judá ha caído; porque LA LENGUA DE ELLOS y sus obras HAN SIDO CONTRA Jehová para irritar los ojos de su majestad.”
Isaías 3:8

Es curioso que pecados como el chisme, la murmuración o la mentira sean considerados por nosotros como menos peligrosos o dañinos en relación a otros…

En Isaías 3:8 queda establecido que los pecados de la lengua son graves porque son CONTRA Dios, y además es interesante que los pone de primero, quizás sea porque “de la abundancia del corazón habla la boca”…

Un corazón agradecido no murmura, agradece…
Un corazón amoroso no chismea, corrige…
Un corazón sincero no miente, dice la verdad cueste lo que cueste…

Así que, si es peligroso, es de tener cuidado y examinar qué cosas digo y de paso porqué en mi interior he pensado en eso… Además de no descuidar las conversaciones que tengamos, puesto que el verdadero amor corrige.

¿Porqué debo cuidar lo que digo?

Tenemos más para ti:

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Blogger @BlogdeCristo | Promotor de Arte Dramático | Jr. Researcher | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales


Post navigation


Deja un comentario