Thinking

“»Les aseguro que Dios le perdonará a la gente cualquier pecado que haga, y todo lo malo que diga; pero jamás perdonará a quien hable en contra del Espíritu Santo. ¡Eso nunca le será perdonado!»”

Marcos 3:28-29 (TLA)

Las siguientes preguntas son bastante interesantes y nos llevan a varias reflexiones acerca de las Escrituras y la seguridad de la salvación que se obtiene solamente por medio de la fe: ¿Existirá algún pecado que Dios no haya perdonado con su sacrificio en la cruz? ¿Entonces, ese pecado “imperdonable” hará que su sacrificio no sea completo? ¿Que significa eso de “hablar en contra del Espíritu Santo”? ¿Se contradice la Biblia diciendo que aceptar el regalo de salvación nos limpia de todo pecado y a la vez habla de un pecado “imperdonable”?

Así que, vamos a ir resolviendo y abordando este tema de acuerdo a lo que nos dice la misma Biblia, que es la Palabra de Dios.

Para comenzar, veamos bien porque Jesús dijo eso que quien hablara en contra del Espíritu Santo no sería perdonado (en otras versiones dice blasfemia contra el Espíritu Santo), sí leemos todo el pasaje de Marcos 3:20-30 y que también está en Mateo 12:22-32, vemos que Jesús estaba echando fuera unos demonios, en otras palabras estaba haciendo demostraciones de poder que ponían en predicamentos a los fariseos.

Éstos a su vez atribuyeron tales fuerzas extraordinarias a que Jesús era un demonio y que por eso podría echar fuera demonios, eso mis amigos, es una blasfemia contra el Espíritu Santo, ¿Porqué? Porque ofendieron a Dios atribuyendo milagros al Diablo que nada más el poder de Dios había logrado hacer.

“Jesús dijo esto porque los maestros de la Ley pensaban que él tenía un espíritu malo.”

Marcos 3:30 (TLA)

Así que, sí analizamos lo que dice Marcos 3:29 y Mateo 12:32, vemos que está dedicado a ese tipo de acciones, ahora bien, ¿Qué es blasfemar contra el Espíritu Santo en la vida “normal”?

Sabemos que hay una gran promesa al aceptar el regalo de salvación de Dios, que es reconocer que por nuestras propias acciones nunca podríamos pagar la deuda de pecado que tenemos, reconocer que con el sacrificio que Jesús hizo en la cruz muriendo por ti y por mi es suficiente para hacerme justo y poder entrar al cielo, dice la Biblia que:

“El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”

Juan 3:18

Y también, Jesús dijo algo muy importante sobre la labor del Espíritu Santo aquí:

“Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.”

Juan 16:7-8

Ninguna persona puede convencer a otra de que es culpable de su pecado ante Dios, es Dios mismo quien lo hace en la persona del Espíritu Santo, el hecho de reconocer que somos culpables ante Dios del pecado que hemos cometido, es el primer paso para confiar en la salvación que necesitamos tener, sí una persona viene y no quiere aceptar nunca que su pecado está contra ella misma, entonces está en contra de la labor que el Espíritu Santo está tratando de hacer.

Por ejemplo, puede ser que alguien crea que su salvación personal será por las buenas obras que puede hacer en esta vida en la Tierra, o quizás sea que tiene la fe puesta en otros dioses que no son el Verdadero y Único Dios, o simplemente no cree en Dios; este tipo de situaciones es atribuir la salvación de Dios a terceros, al igual que hicieron los fariseos con Jesús, cuando atribuyeron acciones de Dios al “Diablo”.

Así que, lo que estoy tratando de explicar es que no confiar en Jesucristo como tu salvador personal es exactamente lo mismo que blasfemar contra el Espíritu Santo, porque es el Espíritu Santo quien está buscando convencerte de pecado, justicio y juicio. Ir en contra de lo que Él está enseñándote, es ir en contra de aceptar a Cristo como salvador.

Así que, ¿Existe Algún Pecado Imperdonable? Sí, y ese es: No aceptar a Cristo como salvador, es un pecado ya que va en contra de la Voluntad de Dios, como vemos en 2 Pedro 3:9, y además es pensar que podríamos obtener la salvación de otras maneras que no provienen de Dios.

Una vez que hemos aceptado a Cristo como salvador, Él nos ha hecho de una sola vez y para siempre justos ante Dios, Dios ya no recuerda más nuestras faltas y además podemos estar seguros de que el día en que dejemos esta tierra pasaremos a estar una eternidad con nuestro Padre que está en los cielos, así que podemos confiar en que un día pasará esto:

“Por lo cual dice:
Despiértate, tú que duermes,
Y levántate de los muertos,
Y te alumbrará Cristo.”

Efesios 5:14

¡Que Dios te bendiga!

Marcos Zúniga 

¿Existe Algún Pecado Imperdonable?

Marcos Zúniga


Discípulo de Jesús | Promotor de Arte Dramático | Investigador Jr. | MBA | Ingeniero en Sistemas Computacionales | Blogger


Post navigation


Deja un comentario